domingo, 27 de febrero de 2022

LA VENTANILLA MAGICA 

Cuento de ficción basado en los viajes del tiempo, que forma parte del libro "historia sobre rieles" de mi autoría.


Caminando una tarde por la estación Salta, cruzando los andenes 2 y 3, me acerco al viejo vagón Especial, de color marrón oscuro, que en su parte inferior, dice con letras amarillas R 781. Admirando sus tres largas ventanillas y sus puertas protegidas con unos barrotes de hierro, como así también los vitrales cubiertos por unas cortinas blancas; además la leyenda Ferrocarriles Argentinos en la parte central sobre las ventanillas.

La pintura de su techo blanco resquebrajado por el paso del tiempo, pero allí está él; en la cuarta vía, orgulloso de haber trasladado muchos años antes, quizás, personajes importantes en tiempo de su juventud.

Un poco más allá, algunos compañeros de viajes de tiempos pasados, como un furgón de cola de color rojo y otros "amigos", como vagones de personal de color verde y un poco más allá, como disgustados con ellos, están los viejos y grises vagones metálicos de cargas.

Vuelvo a mirarlo y a pasar la mano por su aún lustrosa madera, que se niega a perder su brillo ante el paso del tiempo y el impiadoso clima de inviernos y veranos que lo abraza años tras años.

De repente, siento la necesidad de ver su interior, me dirijo a uno de los guardias de seguridad que quiero observarlo  de cerca y fotografiarlo, recibiendo un "que sea rápido", el porqué de tanto celo, se debe a las depredaciones que sufrió la estación en años anterior, cuando era de libre acceso en sus extremos y puertas.

Acercándome al vagón, trepo los dos escalones para ascender y trato de mirar por la ventanilla más cercana y de repente una especia de mareo me invade y una fuerza misteriosa me arrastra hacia el interior del mismo.

No se cuanto tiempo ha transcurrido desde mis desvanecimiento, es que me encuentro sentado en una confortable butaca de madera con respaldo y asiento de cuero, una pequeña lampara de pie de bronce con pantalla blanca ilumina una mesa delante mío; un techo finamente decorado, con dos antiguas lámparas con tulipas color amarillentas que cuelgan del techo y entre ellas dos pequeños ventiladores. En cada ventana unas cortinas de color verde pálido con unos cordones trenzados para correrlas de un tinte dorado; además a cada lado de las ventanillas unas pequeñas lamparas imitando a antorchas completan la luz del habitáculo, cuyo piso está cubierto con una alfombra de color rojizo.

Sobre mi cabeza se hallan los porta equipajes, con unas manijas finalmente labradas en bronce, hacia el lado de la puerta contraria se observa una especie de teléfono o algo parecido para comunicarse supongo con el maquinista.

Todo es silencio, con una luz tenue, lo que me pareció extraño, por era el pleno día cuando "algo" me subió al vagón, no, no todo es silencio, el vagón se mueve y siento el característico ruido acompasado de un tren en marcha y el sonido de las ruedas al cruzar la unión de los rieles. Quiero observar hacia afuera y veo el paso del paisaje, el vagón forma parte de un tren, estamos viajando.

Un fuerte sacudida y de repente estamos detenidos, ¿pero donde?, me pregunto. Me quiero asomar a la ventanilla para mirar y de repente, estoy en el anden de una estación, que precisamente no es la estación Salta. Hay gente que baja y sube al tren, pensando que lugar estoy, y me digo a mi mismo, yo conozco esta estación, salgo al exterior y en un cartel veo el nombre de la misma Estación de Huaco, estoy en Andalgalá provincia de Catamarca y me dije: "pero si el último tren de pasajeros data de 1992, vuelvo al andén y en un puesto de revista veo el diario Ancasti de Catamarca, le pido al joven kiosquero si lo podía ojear un momento y veo la fecha 22 de noviembre de 1987 (año en que terminó de remodelar la estación) que esta ubicada en la zona de Huaco a unos 3 kilómetros del centro de la ciudad de Andalgalá a la que se llega por la avenida San Martín.


                                                      La estacion en 1990


                                                         La que yo visite en el 2013

Esta estacion era punta de riel de desactivado y abandonada ramal A-4 del FC Belgrano, la misma fue inaugurada en 1910 por el FC Central Norte Argentino.

Volviendo a mi situación, me pregunto si estoy soñando o he viajado misteriosamente en el tiempo y en el espacio, me veo igual y pienso que puedo hacer hacer para volver a mi presente, mientras apoyaba distraídamente en el vagón de un anden ahora vacío, cuando de repente otra vez la fuerza misteriosa me introduce en el mismo.

Ahora estoy sentado frente la lampara, que emite una luz tenue y triste, levanto la vista y veo un camarero de espalda, me apresuro a levantarme y alcanzarlo, pero este llega a la puerta y desparece, me apresuro a volver al asiento, porque al parecer el tren ha tomado velocidad cuesta abajo, con un fuerte bamboleo que no lo había sentido antes.

Como soy bastante curioso, empiezo a recorrer el vagón, primeramente a una de las puertas, esta está trabada por más esfuerzo que hago para abrirla. de repente observo en una de las mesitas un diario, me digo a mi mismo, si a lo mejor este me ayuda a saber más de lo que me está pasando, tomo el mismo y en su portada en la parte superior leo DIARIO EL INDEPENDIENTE, Chilecito (La Rioja) 25 de marzo de 1976 y con grandes titulares GOLPE DE ESTADO, EL PODER EN MANOS DE UNA JUNTA MILITAR.

¡Que! fue fue toda mi repuesta, había retrocedido 11 años en unos minutos, empiezo a ver una serie de luces y torres, no era otra cosa que el cable carril de la Mina La Mexicana, que transportaba mineral de oro y plata desde Famatina hasta la estacion Chilecito. Yo había estado allí un día de invierno del 2013 en esa ciudad riojana.


                                                Cable carril de La Mexicana en 2013


                                                     La estacion Chilecito en el 2017

Ahora ya sabia que tenia que hacer, aproximarme a la ventanilla y estaría en el anden de la estacion, pero no ocurrió tal cosa, bueno me dije, esto no funciona así, tomé el diario descuidadamente, me lo puse debajo del brazo y de repente me encontré sentado en un banco de la plaza Caudillos Federales, yo estuve allí, más aún recordaba que me había alojado en una hotel de la vuelta de la plaza, sobre la calle Joaquin V Gonzalez, pero a muchas cuadras de la estación, sentado en ese banco frente una iglesia, comenzó a oscurecer, era verdaderamente un anochecer desapacible, serían los sucesos de la víspera, ya que la escasa gente pasaba con la cabeza gacha y los pocos transeúntes lo hacían rápidamente como queriéndome eludir, fue entonces que saque el diario bajo el brazo para leer las noticias y cuando lo despliego descubro que estaba nuevamente sentado en la butaca del vagón ferroviario.

La estación esta en oscuro, aprovecho para recordar que la estacion Chilecito era el punto final del ramal A-3 del FC Belgrano construido en 1898 por el FC Central Norte Argentino cuya cabecera era la ciudad de Patquia, ramal que recorrí en el año 2013.

Con la emoción de lo que me estaba sucediendo, me empezó a entrar sueño ya que tras un silbato el tren se había puesto en marcha. No se que tiempo pasó pero me despertó un desagradable olor como de agua podrida ingreso en mis fosas nasales, yo ya había percibido ese olor antes, pero no recordaba cuando ni donde fue y me resigné a ver donde me llevaba esta vez y en que época estaría este vagón mágico.

Una luz tenue, amarillenta como los viejos focos de la época de mi niñez o juventud alumbraba un solitario anden en medio de una noche estrellada pero agradable en su temperatura, miré el cartel de la estación y distinguí una persona parada al lado como posando, era yo, otra vez la fuerza mágica me había traído a una estacion que alguna vez visite.


Me asomé tímidamente a una oficina donde brillaba un farol, un hombre de edad indefinida, estaba tecleando un aparato morse, levantó su mirada triste y cansada por el paso de los años, pero con una amable sonrisa me dijo: - "que buscas acá jovencito a esta hora de la noche", como jovencito me pregunté, pero al mirar el vidrio de la puerta  que estaba entreabierta, una visión casi me hace caer de espalda, el vidrio reflejaba que era yo pero en mi época de adolescencia, y solo atiné a decir con un hilo de voz, dígame que día es hoy y me dijo: Hoy es 15 de Agosto de 1962, cincuentenario de la fundación de Marull. pero de donde es Ud. y como llegó al pueblo. Ah vine en tren y el jefe de la estación que a la postre era este amable señor; Que tren si se refiere al de pasajero, llegará mañana recién al mediodía proveniente de Laguna Paiva.

Claro ahora me acordaba de ese particular olor, allá por el mes de marzo del 2013, junto a Roberto y Federico viajando por la ruta provincial 17 de la provincia de Córdoba, sentimos ese olor, que nos explicarían después que provenía de la laguna de Mar Chiquita ubicada a pocos kilómetros de Marull, pero en una parte de la ruta, un brazo de la laguna está casi pegada a la misma y también vino a mi mente que tengo una foto posando en el cartel de la estación.

Don Antonio, que era el nombre de este ferroviario, me dijo: vas a tener que esperar el tren y si no tiene donde ir puedes dormir acá en este banco, no será muy cómodo, pero en el pueblo no hay donde alojarse ya que es muy pequeño. Así que me acomodé como pude, después de charlar un rato con el viejo, me que quedé dormido pensando que estaba en la Linea A del FC Belgrano en la estación Marull entre las estaciones de La Para y Balnearia y que según me dijo que era el año 1962, estábamos en el año que ingrese al secundario en la ciudad de Salta.

Oiga señor despierte que estamos llegando me dijo una voz, mientras me tocaba el hombro, ya estamos en la estación de San Francisco. ¿como?, ¿en donde?, pregunté girando la cabeza, pero no había nadie, y fue entendiendo que mágicamente iba a estaciones que había visitado años antes.

San Francisco es una ciudad cordobesa en el limite con la provincia de Santa Fe, y algunos barrios de la misma están del lado santafecino y que tiene dos grandes estaciones, la del FC Mitre que se encuentra cerrada y la del FC Belgrano en actividad.



Ahora tenía que ver como me bajaba del tren en esta estación, una vez fue la ventanilla, otra el periódico y la ultima al ver el cartel y ahora como será esto. Me fui a probar una vez más las puertas y nada, de repente me acorde como no había comido ni bebido nada en todo este tiempo; al lado de una de las puertas un baño, ingrese al mismo y en el una fina pileta de aluminio con un fina grifería, había un vaso colocado en un aro metálico tomándolo, abrí el grifo y mientras llenaba el vaso con agua, de repente me encontré al lado del bebedero de la estación, esos antiguos bebederos que hoy en la mayoría de las estaciones argentinas solo quedan en el recuerdo.

Ahora que había vuelto a mi apariencia actual, tenía que averiguar en que día y año me encontraba, me dirigí al cartel de novedades, un pizarrón escrito con tizas, que indicaba tareas de las cuadrillas ferroviarias para el día 7 de marzo del 2011. Que fecha será esta y de repente me acordé, es el día que conocí personalmente a mi amigo Tony Piconi y a su esposa Estela.

Ya se donde encontrarlos ya que los conocí en la estacion del FC Mitre, salí entonces a la calle, tomé un taxi que me trasladó hasta la otra estación, distante unas diez cuadras. Casi se me sale el corazón por la boca al distinguir desde unos 50 metros a mi amigo, pensando que iba a repetir el encuentro de hace unos 11 años, pero al llegar ví que no era él, este señor desconocido me dijo que hacía algunos minutos se habían marchado una pareja en un auto blanco.


                                          Estación San Francisco FC Mitre año 2011

No recordaba donde habíamos almorzado, asi que supuse que estarían en la estacion del FC Belgrano, donde nos habíamos sacado fotos o en la estación Frontera que también estuvimos juntos.


No estaban en la estación del FC Belgrano, solo me quedaba la otra estación, nuevamente ahora en taxi recorrí esas intrincadas y peligrosas calles donde esta ubicada la estacion Frontera.

Despedí al taxi y me quede mirando la solitaria estación pensando, donde estarían, fue cuando una mano se posa sobre mi hombro derecho diciendo, "amigo tomó las fotos", me di vuelta para ver al guardia de seguridad de la estacion Salta.


 

                                             La estacion Frontera cuando la visite en el 2011

CAPITULO: 13 del libro HISTORIA SOBRE RIELES


No hay comentarios:

Publicar un comentario

  RAMAL C-8 FEBRERO DEL 2021 - ABRIL DEL 2022  Trabajos de reactivación del ramal C-8 del FC Belgrano en territorio salteño. Tanto en Febrer...